CROSSFADER I.N.C.A- La música como herramienta de inclusión cultural

Javier Acosta, creador y gestor de Crossfader INCA de la ONGD CULTECO (CulturArte Cooperando) nacida en 2011, tiene como objetivo convertirse en una plataforma internacional de arte y cultura utilizando la música como instrumento de inclusión cultural y social.

Detrás de cada proyecto existen personas que con su ilusión, perseverancia y gran pasión por lo que hacen, consiguen sacarlos adelante y llenar sus ideas de historias reales. Javier Acosta es una de estas personas y por ello dedicamos las siguientes lineas a que nos cuente de donde partió y en qué punto se encuentra Crossfader I.N.C.A.

Crossfader INCA.

Javier Acosta llegó a España en 2011 con una visa de familiar comunitario que le permitía residir pero no trabajar.  Su personalidad inquieta le hizo buscar maneras de mantenerse activo educándose. Encontró la manera de estudiar de manera gratuita en un Centro de Participación e Integración de Inmigrantes (CEPI), dedicado a colombianos como él. Este centro lo derivaría al CEPI Centroamericano, el cual se convertiría en uno de sus  referentes y principal sede de aprendizaje para su desarrollo profesional.

Ya en el CEPI Centroamericano trabajó mano a mano con los responsables de la fundación entre quienes estaba Fernando Heredia, “la persona que me enseñó todo lo que hoy conozco sobre gestión cultural”. Aunque Javier insistiera en aprender sobre el diseño de proyectos, Fernando se empeñó en darle una formación más ambiciosa como gestor cultural. Él, le llevó a diferentes centros y le animó a participar en diferentes proyectos de otras organizaciones y fundaciones de Madrid.

En ese proceso de búsqueda y aprendizaje fue cuando empezó a colaborar con el programa RED ARTES (Red de Artistas de España) con el que comenzó a impartir talleres de diferentes temáticas pero siempre con el mismo fin: animar a los jóvenes a fortalecer su capacidad artística.

Más tarde conoció el programa Juventud en Acción y a través de este programa, consiguió crear un estudio de música en el CEPI Centroamericano donde aplicó una metodología diseñada por él mismo a la que bautizó con el nombre de “Cadena de Conocimientos”.  Esta cadena de conocimientos consistió en que jóvenes que tenían su banda formada, podían utilizar el estudio a cambio de que enseñaran a otros jóvenes a tocar. Este fue el primer proyecto que definió su trayectoria posterior y que gracias a él decidió crear en 2011 la ONGD CULTECO (CulturArte Cooperando).

Llegada a Inglaterra

Sus siguientes pasos fueron en Inglaterra. Primero en Manchester y más tarde en Londres donde junto con su esposa, intentaron replicar el proyecto desarrollado en Madrid pero con una lógica diferente.  “las condiciones de los jóvenes en Londres son diferentes a las de España. En Londres encuentras centros juveniles muy bien equipados en cada barrio, con salas con iMac. sitios para jugar baloncesto…  Viendo esta situación, creíamos que no podíamos hacer nada. Sin embargo, esta situación aislaba a los jóvenes, no se podían vincular, así que en este caso empezamos a jugar con la integración y la música. Invitamos a varios jóvenes de diferentes centros y empezamos a hacer una canción entre todos. Así que ese fue nuestro proyecto de unificación de los anteriores.”

@amalagamaproducciones Jóvenes el intercambio CROSSFADER INCA 2017 en Madrid

Nacimiento de Crossfader INCA

Estas dos experiencias en Madrid y en Londres le hace ver que su trabajo debe enfocarse en unir gente, crear redes y de esta idea nace Crossfader INCA (International Network of Culture and Art).  El primer intercambio Crossfader fue en 2013 y en él, se llevó a 8 jóvenes españoles a vivir una experiencia de intercambio junto a otros jóvenes en Londres.  El objetivo  del proyecto consistía en crear una canción en la que todos participaran y aportaran con su conocimiento y talento, como también generar redes de contactos que les permitiera seguir trabajando de manera conjunta. “Llegamos a ver que la música te llevaba a entender a la otra persona, crear una canción juntos, ver la forma cómo lo hacen. Realmente cada intercambio vas viendo cosas nuevas”.

En 2015 Madrid volvió a ser su lugar de residencia y su proyecto de intercambio tuvo nueva sede en la capital española. Desde entonces ha realizado tres intercambios anuales donde ha recibido a jóvenes de diferentes nacionalidades como Jamaica, Estados Unidos, Marruecos, Gran Bretaña, Colombia y Francia entre otros. “Cada intercambio es diferente y de cada uno se aprende algo nuevo”.

¿Qué se llevan los jóvenes de cada intercambio?

“Yo creo que los jóvenes se llevan muchas cosas positivas porque cuando ellos interactúan con personas de otros países, de su misma edad, que no hablan su mismo idioma, empiezan a descubrir lo que realmente tiene el mundo.

Yo, al ser de Colombia,  pensaba que en Europa todas las personas viajaban  mucho porque aquí es muy fácil viajar, pero tengo el ejemplo de varios jóvenes de  Londres que era la primera vez que salían de su propio país para hacer el intercambio.”

Amalagama Producciones tuvo la oportunidad de participar en el equipo de apoyo de este proyecto del  que quedaron muy buenas enseñanzas al compartir con jóvenes  productores y artistas de diferentes procedencias. Allí, la música fue la excusa perfecta para aprender a compartir con y por el otro en el cotidiano laboral. En definitiva, podemos resaltar la contundencia de los alcances y virtudes del intercambio por las coproducciones internacionales realizados posteriormente, gracias a los integrantes del proyecto en conjunto. ¡Las semillas plantadas están dando fruto! Larga a vida a esos frutos y que se sigan plantando mas de estos proyectos!

REDES SOCIALES

 CULTECO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *